Wednesday, April 19, 2006

todo ha pasado hace veinte años ( y ésto también )


POEMARIO DE URINARIO 2

VI

Debido a mi conducta impropia
se me cerraron las puertas del cielo.
La luz niebla la guerra del saber.
Nadie me preguntó ni me pidió opinión.
Soy un cero, si. Pero un cero de los de antes.
Si valer valgo, soy de un azabache negro.
Soy un cero de andar por casa.
Ni molesto, ni indigesto.
Soy cómodo, reversible.
Perdón doy si me lo ruegan.
Sino no me hablen que muerdo.

VII
Por la mañana estaba sereno
en el parque Celdar.
Y pensaba lo que anoche me dijiste,
todos los sueños que me prometiste,
todos los besos que me hicieron feliz.
Y pensaba lo que anoche me ocultaste,
todas tus pasiones clandestinas,
todas tus razones más prohibidas.
Por la mañana te vi beodo
en el parque Celdar.
Y no me atreví a hablarte,
ni siquiera a acercarme receloso.
Seguía dando comida a las palomas
en el parque Celdar.

VIII
Recuerdo mi infancia
como un pasar de gentes herméticas,
distantes.
Recuerdo mi juventud
como un sueño de ineptitudes. Incansable,
vigorosa.
Recuerdo mi madurez
como una mueca de increencias,
cielo en mano y tan lejano.
Y ahora que recuerdo tanto y tanto
me creo un galán que se atreve a comer
a mancebos exquisitos

IX
Mi nombre es oscuridad.
Ni es Verlaine, ni Mallarmé, ni siquiera
soy Baudelaire.
En mi pequeño, modesto cuarto escribo
poemas sin título
evocando a los parnasianos de Montmartre.
Soy un iluso, un creido.
Decido probar Les fleurs du mal como
si mi mente llegara a tanto.
No contento conmigo mismo deletreo
R..i...m...b..a...u...d ¡Rimbaud!
Y una cuchilla atraviesa mi cerebro
partiéndome en dos la sien de la razón.
Pero aún queda el eco triste de mi voz:
Verlaine, Mallarmé, Baudelaire...Verlaine...

X
La purga de mi corazón
encierra mil sensaciones.
Contemplo tu cuadro y veo visiones.
Hay alguien detrás del óleo, alguién que me mira.
Y no sé si eres tú o si de sombra fantasmal se trata.
Y no puedo apartar la vista de su obra.
Y sangro.Y me desgarro.
Y arranco las cortinillas que me sujetan.
No aparecerás nunca.
Ya lo sabía. La sombra
soy yo.

Maciste B. 1986

1 Comments:

Blogger David Saä Viccenzo said...

Me ha afectado cielo, me ha nutrido infierno, tus palabras vienen dle mismísimo limbo.
David

-La Adelfa Blanca-

9:39 AM  

Post a Comment

<< Home