Saturday, April 08, 2006

sábado, sabadete

por Maricón Martinez

Ya llegó el fin de semana. Y con él, en el blog de las fantasías, mi sección de joyas vintage.

He vuelto a hojear mis viejas revistas y he encontrado plácidos actos sexuales entre muchachos muuuy jovencitos que son un goce para la vista.

Qué sexo tan total, a pelo, sin incómodas gomas, sintiendo a tope la carne que entra y sale, los líquidos que se camuflan imparables en los recovecos...

Uhmm, aquellos eran polvos y no los de ahora, que sólo parecen hacer el amor.

Y no digamos las tontas coreografias que se gastan en la actualidad, nada que ver con la increible anarquia de movimientos guarros de antaño, favorecidos más si cabe por los montajes locos de los directores o los fotógrafos.


Y ahora un homenaje a un modelo precioso de los años sesenta:
JOHN DAVIDSON

Le tengo aprecio a este chavalito rubio, quizá en parte porque su vida tuvo un trágico final. Debuta en la publicación Physique Pictorial en Junio de 1.965 junto a otro mozalbete, el moreno Blackie Preston (descárgate de internet su corto Narcissus y te enloquecerá Blackie). Ambos protagonizan un corto muy caliente, de wrestling titulado El gladiador y el esclavo (John es el gladiador, lo sé porque lleva un casco romano en la cabeza, espada de cartón en la mano y sandalias en los pies. El resto de su vestuario se limita a un posing strap que llenaba de forma exagerada. Blackie, strap aparte, portaba grilletes en las manos. Una mínima trama de sometimiento- rebeldía daba paso al magreo del wrestling, que a fin de cuentas era lo que más le interesaba al voyeur. Y doy constancia que el combate fue soberbio). John tenía veinte años y un cuerpo fenomenal. Toda una vida por delante que se truncó fatidicamente, como la de tantos miles de muchachos, al comenzar la guerra del Vietnam. Pereció en la contienda. Una baja más en la Marina.
Tenía un aire ingenuo, incontaminado, un claro ejemplo de country boy como cantó Heinz. Asi por lo menos lo vio el gran dibujante Harry Bush inmortalizándolo en un simpático trabajo titulado House of correction.


Otro dia te regalaré más fotos de John de mi colección personal. De momento pajeate a gusto con las de esta semana. Si quieres nos vemos aqui mismo, el próximo sabato sera, ciao!.

* M. Martinez volverá a este blog el lunes con su habitual ración de vidas trans