Tuesday, April 18, 2006

daily strip tease para irse a dormir

POLLY SLEEPYHEAD de Peter Newell
Un blog asi tiene estas sorpresas. La posibilidad de transformarnos en niños y vivir en mundos de cuentos. Avistar de improsivo a un pionero de los tebeos como Newell, un ilustrador y cuentista que pobló de fantasía las páginas de sus Topsys y Turvys o de The Slant Book. Y soñar, soñar...
Fíjate que este señor norteamericano nació en el período de la guerra de Secesión. Con lo cual es lícito pensar que murió sin conocer a Candy, Candy. Ni falta que le hacía pues lo suyo era algo bien distinto. Su Polly soñadora ¿roncaba Polly? era una bella ninfa durmiente que en sueños vivía mil y una aventuras naifs. A dia de hoy representan un legado onírico ido con el tiempo de valor incalculable. Polly es, como la pequeña Dorrit, Lulu o Alicia garantes de otro siglo.
Apareció en los periódicos allá por 1905. Graficamente se sujeta todavía al primitivismo de un estilo que incluia las tradicionales didascalias ( y que luego darían paso a los famosos globos o bocadillos). Disney atendería bastante al diseño de aquella rubita para sus primeros trabajos en el terreno de la animación pre- silly simphonies.
El universo Newell siempre giró alrededor de los niños y los animales. Sus textos eran puro ingenio, con juegos de palabras y humor gentil. Falleció en la década de los veinte dejando un buen puñado de literatura gráfica y escrita que convendría revisitar de vez en cuando.
Buenas noches, a todos y a todas.