Sunday, March 05, 2006

mis desayunos dominicales

Mili Berkana: A ver qué quieres que piense ahora con este plato que me has puesto en la mesa...
Maciste B. : Estimada Mili, te juro por mi madre que es que no tenía en la despensa más que huevos y patatas. No te ofendas, te lo ruego por lo que más quieras
Mili B.: No, no, estate tranquilo. Yo tengo aún sentido del humor, pero vamos....Si queremos las del gremio empezar a que se destierren tópicos en este jodido pais es fundamental que se eliminen primero desde dentro del colectivo
Maciste B.: Ya lo sé, Mili. Bastante avergonzado estoy de no poderte ofrecer maravillas para desayunar. Pero, mira. A falta de pan...además estas patatas son buenísimas, que me las trajo mi chico de la aldea
Mili B.: No, si a mi la tortilla me gusta. Para hacerla a cuatro manos. De todas formas eres tu muy mala
Maciste B.: No soy mala. Sólo tengo algo de retintín
Mili B.: Ya, ya. ¿Sabes?, ultimamente no te sigo mucho. ¿Qué tal te va el blog?
Maciste B.: Oh, bien. Me relaja mucho. Me escribe un tal Esteban, muy majo. Siempre me dice cosas muy acertadas y agradables.
Mili B.: Vamos, que te estás enamorando a lo internet
Maciste B.: Qué cosas dices, Milita. Anda, empieza la tortilla que se te va a enfriar
Mili B.: Me gusta fria, no te preocupes. Mira, dentro de poco vamos a cumplir doce años de la apertura de nuestra libreria gay y lésbica. Estás invitado a la fiesta que daremos.
Maciste B.: Pues no sé si iré porque ya sabes que a mi esas cosas de las librerías monotemáticas aparte que me aburren me parecen una absurdez.
Mili B.: Tu es que eres muy raro. No son una absurdez. En Berkana se pueden encontrar libros que en otras partes sería muy dificil hallar.
Maciste B.: Bah, no digas mamarrachadas. Ahora en internet hay de todo.Sólo tienes que tener las referencias de lo que buscas y ya está
Mili B.: No me compares, hombre. Un trato personalizado, el fetichismo de oler y palpar una estanteria, el contacto con otros buscadores...
Maciste B.: Ya, que tus clientes van también alli a ligar. Bueno, bueno...Si no me parece mal, pero...
Mili B.: No, sí que te parece mal. Pero date cuenta que hay gente que todavia le cuesta dar el paso para entrar a un sitio asi. Y nuestra libreria abrió caminos y vidas que todavía estaban atrapadas en el miedo de los armarios. Ver cómo a ido evolucionando la clientela es conocer cómo ha ido también transformándose en parte nuestra sociedad homosexual
Maciste B.: ¿Qué es eso de la sociedad homosexual?. Ah, ya. El ghetto horripilante ese de Chueca. Anda que cómo lo habeis dejado ahora los del arco iris. Menudo asco. Tenía mejor pinta antes cuando era tan entrañable como el Bronx, con los yonkis y chamarileros
Mili B.: Está visto que tienes ganas de que se me indigeste la tortilla, pero no quiero entrar contigo en polémicas
Maciste B.: Si ,más que nada porque sales siempre perdiendo. Mira una cosa, Mili. ¿Cuanto pagas de alquiler por el local?
Mili B.: Un ojo de la cara
Maciste B.: ¿Ves?, me parece una animalada todo el asunto. Detesto la mafia rosa y la corrupción inmobiliaria
Mili B.: Yo también detesto la corrupción y la mafia
Maciste B.: Recomiendame un libro, venga
Mili B.: No sé, a bote pronto me acuerdo ahora de un clásico. "Las amistades particulares" de Roger Peyrefitte. Estuvo prohibido en España hasta 1.977. Tenemos una edición muy maja
Maciste B.: Bueno, pues da un teléfono de contacto de la libreria, anda.Que a lo mejor te compro el libro
Mili B.: Es el 91 532 13 93
Maciste B.: Ahora para que estés contenta te voy a poner a Mary Gauthier. Toda una amazona abigarrada y recia.
Mili B.: Uy, la adoro. ¿ Tienes el "Fred Astaire" de Dayna Kurtz?. Me encanta ese valsecito peruano
Maciste B.: Te pone, perra...Si que lo tengo. Ya verás cómo te corre mejor la tortilla
Mili B.: Por estos detalles es por los que te respeto, chico. Pero algunas veces dan ganas de estrangularte
Mili B.: Lo mismo digo, rica. Para mi es un placer. Escucha, escucha...