Saturday, February 11, 2006

Fantasmas de medianoche

VAMPIRA


O Maila Nurmi. La pintoresca criatura de glamour tenebre que presentaba en late shows películas de espeluzne allá en los años cincuenta. No pudo surgir en otra década. Los excesivos cincuenta son de un kitsch soberano dentro de la subcultura yanqui. En los cimientos del pop nuestra amiga nocturna y un poco satánica tuvo unos cuántos detalles que aportar. Sin ella,la época no se entendería del todo y tampoco este blog de fantasias inauditas y bizarras.
Precursora de un look de mujer inspirado abiertamente ( aunque ella digo que no) en la Morticia del dibujante Charles Addams (luego llevado a serie de televisión y encarnado con respeto mailanúrmico por Carolyn Jones) y- para los españolitos- con un algo de la mujer de la pareja siniestra de Mingote, fue en todo y a pesar de lo dicho antes, una original.
¿ De dónde venía?. Al parecer de Finlandia, pero se desconoce cuál es su nombre real, su fecha de nacimiento, su misterioso pasado. A finales de los años cuarenta comienza a verse por Hollywood, intentando abrirse camino junto a otras aspirantes a estrella como una tal Norma Jean Baker. Era vistosilla, una belleza morena de mirada con intringulis...Se hizo modelo y corista. En 1.953 se presenta en Los Angeles a un concurso de disfraces muy afamado, el Lester Horton's Annual Bal Caribe Mascarade. Había dos mil participantes pero ella lo gana sin problemas. Arrasó su imágen fantasmal con una aportación netamente propia: la del sexy macabro ( no muy alejado de los pulps fetichistas para adultos en la onda bizarre: ella utilizó el lipstick negro antes que Betty Page, que conste).
Hunt Stromber, productor de la cadena KABC-TV queda impresionado y le ofrece un contrato para que presente un programa noctivago en el canal 7. Asi surgió The Vampira Show( al parecer no se han guardado ninguna de estas emisiones). Lo que si parece claro es que a través del tiempo ella iría puliendo su personaje dotándolo tanto de elegancia ( una especie de dama sangrienta victoriana) como de sex appeal macabro ( su voluptuosa figura se realzaba con el negro atuendo).


Pronto se hizo popularísima entre el artisteo hollywoodiense. Orson Welles, Marlon Brando, Tony Perkins, Monty Clifft y sobre todo Jimmy Dean se acercaron a Vampira con intenciones diversas. El caso más comentado fue el de éste último. Se especuló en un principio sobre una supuesta relación sexual, algo que Vampira y allegados desmintieron siempre. Los deanólogos sabrán que el jóven rebelde estaba fascinado por las ciencias ocultas, por lo siniestro y le interesaba conocerla. Sobre todo,para enterarse de si era cierto que poseía un especial don para lo satánico, si estaba poseída por el diablo. Pronto Dean se integró en su reducido círculo de amistades ( que incluían al ambiguo Jack Simmons en trío imposible). A la muerte del actor Vampira largó mucho sobre posibles reencarnaciones del divo o de apariciones en forma fantasmagórica y sobrenatural. Me hubiera encantado vivir entonces para ver sus alegóricos programas. Compara este con los de ahora de la pitonisa Lola y las lineas 806 con las inmigrantes sudamericanas del mal de ojo y es que no hay color.
En cine Vampira entra por la puerta Z. Ed Wood Jr. le ofrece un papel en una mierdecilla algo aburrida llamada "Plan 9 from outer space" y ella acepta , va a hacer de zombie. El caso es que los resultados no le satisfacen en absoluto. El presupuesto fue mínimo, el guión tonto y a Vampira el chico le pareció un incompetente.Aún por encima le quitaron sus diálogos, asi que la mujer no dijo ni mú. Tampoco es que fuera ilusionante trabajar con el ex wrestler sueco Tor Johnson, cuyo coeficiente intelectual era inferior al parecer al de la mula Francis sin alfalfa.
Con todo, decadas después, viendo quizá como los histéricos del fantastique le ponían velas al director y el Tim Burton hacía una superproducción a su costa, la buena de Vampira cambiaría de opinión. Terminó comentando que era un director talentoso pero incomprendido. Y que si había aceptado aparecer en aquel engendro fue sólo porque era un tipo muy guapo, y ella siempre admiró mucho la belleza física.
También trabajó con otra curvilínea a principios de los años sesenta, la Van Doren en "Six kittens go to college". Creo que el título lo dice todo. Y en teatro participó en el casting de la Catalina la Grande tal como la entendió la genial matrona Mae West ( la entendería como el culo, desde luego. Menuda era ella...la tragahombres).
El culto Vampira prosiguió en los ochenta en forma de plagio no muy simpático con la presentadora Elvira, señora de la noche. Calcaba su look pero sin su gracia ( vamos, tampoco estaba mal. No era Cuca Garcia Vinuesa) y a la original no le desagradó. En los años noventa Tim Burton realiza la biografía de Ed Wood antes citada y el papel de nuestra fantasma lo encarna Lisa Marie ( sin comentarios).
Un documental llamado "Flyin' saucers over Hollywood" tiene la facultad de recuperar de forma más interesante la figura de la dama y de todo el entorno en el que vivió cuando era una esplendorosa anomalía. Son testimonios de primera mano que lo hacen preferible al filme de Burton ( lo digo en el sentido de que su estilo está más reconcentrado, no es tan politonal ni subjetivo).
Vampira emerge de su tumba, en ataudes cubiertos en su interior de raso o satén. Fue la presentadora soñada por cualquier amante de la ciencia ficción, la amiga y confidente de jovencitos ambiguos, la única capaz de utilizar sus ropas negras para que valiesen tanto para chupar un rico cuello (Night of the ghouls) como para recitar un poema existencialista y beatnik (The beat generation). Fue sensacional.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home