Tuesday, February 14, 2006

dos aventuras del FBI que me gustan

Antonio Pérez García, alias " Carrillo" desembarcó en la editorial Rollán de pura casualidad. Sustituía al gran y siempre inspirado Luis Bermejo en los trabajos tebeísticos dentro del género de aventuras. Desavenencias hicieron que el maestro abandonara la editorial mientras un nervioso Carrillo se ponía en marcha, deprisa y corriendo, en su tarea para Bucaneros. Y de ahí a dibujar las sensacionales historias de Aventuras del FBI. Era el año 1.955.
Alli estaban los dos policias, Jack y Bill. Jack, más maduro, el potente. Bill, su discípulo, el jovencito. Dos físicos distintos en acción. En aras de la aventura el imaginativo Carrillo los pondrá en situaciones de gran riesgo buscando siempre la tensión del lector. Y en situaciones límite el destape de los heroes parece que esté totalmente justificado. Juzga sino por estas dos portadas que he colgado y verás que hablan por si solas. Y es curioso, porque este dibujante ha pasado a la pequeña anécdota como un excelente conocedor del cuerpo femenino ( su multitud de trabajos abarcan infinidad de revistas para chicas como Can Can, Muchachas, Sissi y Claro de luna. En algunas ocasiones sus trazos tendían a la curva más peligrosa) pero desde luego no se quedó corto a la hora de mostrarnos a los varones en una semi denudez rayana en lo homoerótico. Con el torso al aire o con un simple slip de nadador nuestros heroes se zambullian en aguas peligrosas, que casaban perfectamente con otras aguas llenas de remolinos e igual de tremendas como fueron las de la censura.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home