Sunday, January 22, 2006

La semana de TIMMY. Parte 7

Al igual que en la estación de esqui 5, Buckleroos 2 está dirigida por John Rutherford. Practicamente salió en lanzamiento junto a la primera parte hasta el punto que siendo los dvd's de 2.005 puedes comprarlos en formato pack y asi tener las dos juntas a buen precio.
Sólo decir que es una fantasia en el west y que los maromos principales son el algo estimulante Dean Phoenix ( buen sucesor de los machomanes viriles y velludos de Jim French, pese a su polla torcida) y el horripilante de cara Marcus Iron ( la silicona en los pómulos se la ha dejado cubista, un Stallone picassiano o asi). Como estos dos son Romeo y Julieta on the prairie ciñámonos a la cuestión semanal, la que atañe a mi Timmy Thomas.
Vuelvo a decir, sin ánimo de caer pesado o partidista, que él es lo mejor de esas dos laaaargas horas de metraje sexual.El sketch donde aparece es el más original en su planteamiento y para mi tiene un morbo muy significativo. El y su compañerito Sammy Case (menos carnoso pero quiza más bello) son dos pequeños mormones que llegan a esa Ponderosa tan sodomita. Vienen con sus biblias entre las manos, con sus camisas blancas y sus pantalones bien planchados, peinaditos como que no vinieron en la diligencia de John Ford ni por asomo y con su pensamiento puesto en su John Smith ( el gran pollón).
Pues héte aqui que les atiende el indescriptible de cara Marcus Iron, todo vaquero, con su sombrero de ala ancha y su paquete que hace boom-boom. Gracias al mago/conductor/momia petrificada/ miembro de honra en el museo de los musculosos de cera Zack Spears la fantasía porno toma forma y los misioneritos quedan desnudos que parecen nuestros primeros padres en un comeback al génesis bíblico.
La cosa en realidad va de pervertirles, y a fe que cumplen con los propósitos del bujarrón Marcus. Ahora le chupas a él, ahora él te sopla aqui...y yo te preparo el jugosito cero sexuaarl. Uhmm, qué maravilla ver a Timmy en una interpretación de oscar, pues le creo virgen adentrándose en los misterios del sexo sucio. No. No es sucio. Ambos crios se han puesto previos enemas que hacen todo más aséptico e hiper higienizado. Como para verse en familia.
Con un tempo bien equilibrado, pausado e intenso a la vez, el sketch es una pequeña obra maestra de la perversidad con religión de por medio, iniciática y fetichista a tope.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home