Tuesday, January 17, 2006

La semana de TIMMY. Parte 2

Caged and used pertenece a la serie de películas de caracter amateur del especialista en s/m y bondage Tom "Ropes" McGurk. Tienen ese áspero estimulante de la sordidez que desde luego cuenta con mi aprobación más perversa.
Para Timmy es su debut con veinte años. Aquí es introducido en una pequeña jaula con un tipo rapado que sin duda no calienta nada. En todo caso, quien calienta es el sufriente: ese mayor de edad que aparenta niño, esposado y que no para de gimiquear, de hacer pucheros mientras el animal que tiene atrás le da por culo ( o finge que le da. El espacio es tan reducido que imposibilita la visión clara de lo que está el cachorro padeciendo. En este sentido y sin pretenderlo, McGurk se acerca al doloroso soft).
Los "please sir, please" son enternecedores. Mucho ruego pero el cervatillo está con la polla muy tiesecita.Señal inequívoca de que el embolado le gusta.
El spanking es intenso, magnético, muy bueno. Timmy tiene uno de esos culitos virginales, lampiños, cóncavos que te hipnotizan. Y aunque es una lástima que su ojete no se vea ( y este es uno de los grandes fallos, imperdonables fallos, de la peli) todavía cuenta con los suficientes poderes para que el voyeur se sienta traspuesto por la exhibición de su cagadero.
En mis largas horas de porno video soy capaz de no pestañear ni un sólo segundo observando un simple ojete. He llegado a trascendentalizar tanto ya esa abertura que para mi tiene algo de sagrado, de centro del mundo( del origen de la tierra, o de prehistoria como la cueva de Altamira), de oráculo inextricable... Mis ojetes favoritos me guian para ser en este perro mundo un poco mejor.
Atado, suspendido en el aire con un arnés que es pura molestia, con la boca tapada por el cuero negro que impide que oigamos su vocecita cándida de secuestrado, de mártir del porno, es de nuevo azotado, obligado a succionar el asqueroso rabo del skin, para finalmente ser recompensado con una fellatio y posterior paja que acaban provocándole la eyaculación.
Timmy cumple con el cum shot, el money shot. Es un perfecto esclavito digno de escenarios mejores. Esta es una acotación personal: yo lo instalaría en una escenografia más barroca y ensoñadora. Está claro que están en el cuarto oscuro de algún club lederón ( los dibujos de las paredes no remiten a las litografias pompeyanas sino al estilo transgresor de un The Hun, por lo menos).
(continuará)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home