Monday, January 16, 2006

Estampas de santos

La muerte de Abel (Francois Xavier Fabre, 1791).
El asesinato del odioso hijo bueno bíblico fue un buen pretexto para que una serie de pintores de extraordinaria sensibilidad homoerótica dieran rienda suelta a sus impulsos más paganos. Es el caso del francés Fabre que por entonces residía en Roma.Este academicista dio vida a la lascivia del desnudo masculino de forma tentadora. No hay más que observar al mozarrón en esa sugerente postura de abandono. Posteriormente el pintor sería acompañante de la condesa de Albany, también retratista de bellos mancebos.

La muerte de Abel (Michiel Coxcié, 1570)

La muerte de Abel ( Santiago Rebull, 1.851)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home