Sunday, January 22, 2006

Dirigido por...fa: Dieterle entre rejas


Se presenta a ojos del cinéfilo actual la obra completa del veterano William Dieterle muy desconocida. Esto le suele pasar a todos los que empezaron muy pronto, y él ya estaba en este tinglado a la altura de 1.913, no como director sino como actor en su Alemania natal.
Su maestro en la rama de la interpretación era excepcional: ni más ni menos que Max Reindhart, con el que luego codirigiría en Hollywood la deliciosamente pasadita feèrie "El sueño de una noche de verano". Desde luego que Dieterle no se quedaría en unas simples lecciones de pantomima a la germana tras su contacto con tamaño profesor. También asimiló una estética de lo visual que daría hermosos resultados cuando trabajó en los Estados Unidos en obras como "Jennie" o "Love letters".
Pese a lo que te cuento su período alemán es casi desconocido. En 1.923 realiza su primera película "Der Mensch am wege", donde aparecía una también desconocida Marlene Dioetrich.
Fueron en total trece que abarcan la práctica totalidad de los años veinte, justo antes de que le reclame Hollywood para que sea él el encargado de hacer las dobles versiones al alemán de las primeras películas sonoras. Pero antes de su partida dejó una pequeña curiosidad destinada a formar parte de esa "otra sensibilidad" que recientemente ha sido rescatada de los archivos cinematográficos de Munich y editada en dvd por la Kino. Hablo de "Geschlecht in Fesseln".

Fechada en 1.928 y subtiulada para el mercado anglosajón con el muy explícito título de "Sex in chains", la copia restaurada, con la recuperación de material perdido por culpa de la odiosa censura Weimar, nos muestra un trabajo atípico que en absoluto sorprenderá a los más acérrimos seguidores de este director.
El argumento no es nada original, es una simple anécdota sin relevancia alguna, hasta tópica. El protagonista, que interpreta aqui muy bien el propio director, Sommer asesina accidentalmente al dueño de un night club en presencia de su esposa ( la adorable pero algo pesada en su rol de paciente esposa, Mary Johnson, de increible parecido físico con la primera Dietrich). Es sentenciado a tres años de prisión. Y alli es donde este drama en seis actos se desarrolla con especial implicación en el meollo pasional. Porque Sommer se encontrará con la realidad carcelaria junto a otros hombres alejados de sus mujeres pero no tanto de las propias pasiones.
Ese enclaustramiento hace nacer vínculos de amistad entre ellos que derivan, en su bendita ambiguedad, en sentimientos profundos de amor. Las apetencias carnales vienen propiciadas en las noches largas e insomnes, sobre todo desde la llegada del jóven Alfred, muchacho de impar belleza por el que más de un recluso ( entre ellos el propio Sommer) se sentira atraido.
La evolución hacia ese mundo de deseos torpes y, en la mayoria de los casos, cohibidos está desarrollada con tanto tacto y sensibilidad que cualquier elogio equivale a dignificar a su director a la altura imperial de un Murnau en miniatura. Aquí no hay la magia de Reindhart, el mundo fantástico de una "Jennie", aqui hay metáforas espléndidas que rara vez parecen cursis ( tal vez los momentos del pajarillo que visita a Sommer en la ventana y que entra y sale en simil algo obvio).Salvo detalles aislados es un filme raro en su erotismo y orfebre en su textura.
La aproximación homosexual de los presos es inquietante en su sugestión visual: unos brazos que se extienden para que las manos de dos de ellos se unan, la mirada de ofrecimiento de uno mientras se recoge en el camastro con clara intención de hacerle sitio al otro, la delectación de la cámara con la que se homenajea a la belleza del jóven Alfred, el insólito impulso acosador de un recluso acariciando la cabeza de éste ( que es, en su brusquedad, simil inequívoco de lance violador).
Tambien está la progresión narrativa. Las primeras visitas que recibe el protagonista de su esposa son tan afectivas que entendemos que la eche en falta. Con la llegada del nuevo preso y su vínculo afectivo para con él se produce el cambio y al cabo de unos dias al volver la chica se muestra frio...Tan sólo es capaz de secarle las lágrimas con un pañuelo. No la besa, su reacción es la de un hermano responsable no la de un esposo enamorado. Ella nota su cambio y se marcha derrotada. La conclusión que puede sacar el espectador es que la cárcel cambia a los hombres heterosexuales, simplemente porque los vuelve homosexuales.
Al final, Sommer sale en libertad condicional.También sale su compañero favorito.En la calle prometen volver a verse. En casa, Sommer sigue triste, descorazonado. Hasta que una mañana recibe la visita del preso. El juego de miradas sabio y maestro, como sólo sabían hacer los del mudo, desencadena el drama desvelándose para la paciente esposa la relación que mantuvieron los dos hombres en prisión. Sommer no puede evitar el sentimiento de verguenza y echa a Alfred del hogar. Mientras su esposa reflexiona en las escaleras él abre la llave del gas de una estufa con la intención de poner fin a su vida. Al ver que su mujer vuelve la cierra. Esta acude a su encuentro y en un acto de hermosísimo entendimiento le besa. El final es trágico, excesivamente trágico: el beso va acompañado de nuevo de la apertura de la llave del gas. Ambos mueren.

No quiero entender este desenlace como el típico en estas historias donde la homosexualidad se castiga con la muerte ( y aqui con la muerte de los dos cónyuges) sino que prefiero buscar implicaciones inseparables a la más estricta simbología de un director que a lo largo de su carrera fue utilizando con mano maestra. Me refiero al símbolo del acto de amor que sólo puede culminar más allá de la muerte y que desarrollaría en la gran "Jennie". Es poesía sin llegar a lo fantástico, pues la película trata de una realidad bien concreta.
La recuperación de esta joya va incluida en una tan pintoresca como recomendable colección de la KINO VIDEO con el título de Gay-themed Filmes of the German Silent Era y en la que es posible encontrar más incunables que abordan el tema homo. A la espera del visionado de otros títulos similares seguiremos indagando en el cine de este injustamente menospreciado realizador..

0 Comments:

Post a Comment

<< Home