Saturday, January 14, 2006

Album de cromos "Chicarrones sanotes". Por Gilda Love.

Cromo nº 4 . GEORGE NADER (1.921-2.002)

El magnífico ejemplar de macho rampante George Nader pasará a la historia por haber sido el mejor amigo de Rock Hudson. Amics per sempre, digamos. Que no novios. Al menos si nos atenemos a lo que cuenta Hudson en sus memorias, en los años cincuenta, cuando ambos compartían estudio cinematográfico y estaban más en contacto, cada uno tenía sus respectivas parejas. En el caso del finado actor, esposa/ tapadera . Nader, en cambio, disfrutaba de un rubio californiano de tapadillo.
Fueron suculentos aquellos años de atavismo y cerrazón, porque a pesar de esto, esas otras pasiones pudieran llevarse igualmente a cabo, y en muchos casos con todo el frenesí del mundo. Actores gays los había a patadas, la nueva generación perdia aceite (el incorrecto Maciste creo que me perdonará la expresión) de manera asombrosa y los escándalos sexuales comenzaban a perseguir a algunos bajo la guadaña aterradora de las páginas del Confidential.
El apolo Tab Hunter se metió en un buen lio cuando meses antes de ser lanzado como nuevo valor de la Universal fue involucrado en un asunto orgiástico con piscinas, menores y tios con pasta. Uhmm, le bon vivant, la pre-dolce vita...el magma rosa que no cesa.

Nader tenía un magnífico físico. Harry Wilson, el talent scout de la Universal, especialista en descubrir bollazos con rabo ya había fichado a Rory Calhoun, a Robert Wagner, a Tab Hunter, a Hudson...la mayoria rubiales de rostros aniñados y cuerpos de infarto. Le faltaba aún en su colección un mozarrón de aspecto varonil a tope. Y este fue sin duda nuestro George. Porque George tenía esa cierta fealdad, ese no sé qué, que algunas confundimos con la belleza : el hombre y el oso...Particularmente el prototipo me gusta, y éste pues también.
Nace en California en 1.921. Su carrera cinematográfica empieza en 1.950 tras haber ganado un pequeño premio a nivel teatral. En seguida, por mandato de Wilson realiza unas cuantas sesiones fotográficas de carácter beefcake y deslumbra al respetable. Se acoge al subterfugio del deporte donde era un experto, sobre todo en la natación, para que resulten más creibles sus instantaneas en bañador. Resulta disfrutable para la vista esa cantidad de pelo en pecho que luce, otros por la época debieron depilarse para no asustar a las damas refinadas ( caso de William Holden en la emblemática "Picnic").
Su primera película de protagonista era un horror de culto, divertido a ratos y pobretón de principio a fin:" Robot Monster" de Phil Tucker. Lo más caro debió de ser el sistema en 3 D en el que fue rodado ( era la moda de 1.953). Por lo demás, exteriores a mansalva para abaratar costes y poco más. Junto a ésta y "Four guns to the border", western B junto a la olvidada feucha Colleen Miller, se encuentra "Lady Godiva" y a partir de ahí el culto Nader empieza a ser más consistente. Esto en las revistas de fans. La involuntaria ambiguedad de los reportajes que lo muestran con su muy íntimo amigo Rock tienen el valor de representar una curiosa forma de homoerotismo, sin duda subyugante por lo atípica y que nos retrotrae a una similar situación del affaire Cary Grant/Randy Scott en la década anterior.
Ambos deportivos, camaradas, machísimos y risueños...esas sonrisas de complicidad dan que pensar aún vistas hoy en dia. Y aunque no fueran más que hermanas, una que es maliciosa juraría que entre ellos compartieron a más de un mocito, o dos... en caliente sandwich, teniendo a su favor además la permisividad y concupiscencia que siempre rodeó a los de este gremio.
Por lo menos tanto júbilo debió de salirse de madre lo suficiente como para que la venenosa publicación de libelos Confidential pusiera entre la espada y la pared a la productora Universal amenazando con hacer pública la homosexualidad de Hudson. Por entonces Rock era el más paradigmático galán de Hollywood, campeón en taquilla y un rompecorazones imbatible. Aquello acojonó tanto a los directivos que aceptaron este chantaje: ocultar los gustos cameros del actor a cambio de que se publicaran los de Nader, estrella menos potente. Asi fue, a partir de entonces el californiano vio como sus propuestas laborales iban menguando, espaciándose en el tiempo y resintiéndose en calidad. Aun con todo, brilló mucho en el papel de playboy o chulo de playa, en el melodrama The Female Animal, en dónde llevaba por la calle de la amargura a una madre ( Hedy Lamarr en su última aparición protagónica) y su hija ( Jane Powell, la relamida aquí haciendo de borracha).

Ni la televisión ni sucedáneos de Ellery Queen animaron a George a quedarse en Estados Unidos. Y así, a principios de los sesenta se exilia en Alemania donde seguirá con su carrera de actor. Allí fue el rostro que encarnó al detective Jerry Cotton. En este personaje se eternizó. La serie duró lo indecible. Era la época en que los germanos se habían volcado en las series de Edgar Wallace y en ellas tuvo insospechado sitio el ya maduro machote.
En 1.970 sufrió un accidente automovilístico que le ocasionó la pérdida de la visión en un ojo. Este hecho condicionaría el que el actor fuera abandonando su carrera. Sorprendió a todo el mundo poco tiempo después sacando una novela de ciencia ficción que hoy en dia es considerada como de semi culto por tener una abierta temática gay, era Chrome. Se publicó en 1.978 y ha sido reeditada hará cosa de diez años.
A la muerte de su gran amigo Rock Hudson tuvo palabras emotivas y muy respetuosas para él. Los últimos años de su vida los pasó entre Palm Springs y las islas Hawaii en paradisíaco retiro mientras seguia conservando un extraño, agridulce recuerdo de la década de los cincuenta, cuando todos eran tan jóvenes, tan sanos, tan reservadamente gays.
Murió en 2.002. ¡Pedazo tio, joer!.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home