Tuesday, December 13, 2005

Lo dice KAKE: El sexo es bueno


La viva plasmación de todas las fantasías ilustradas que venian alim entando al gran Tom of Finland desde finales de la década de los cuarenta se llamó Kake. Surgió la idea buscando una complementareidad a su trabajo en la revista cripto gay " Physique Pictorial" y siempre favoreciéndose de la permisividad típica de los años sesenta. Kake supone el cúlmen de la belleza masculina tal como la entendía él.
Kake es un Tom's Man: epítome de la masculinidad llevada hasta extremos neuróticos. Inspirándose siempre en la agresividad morbosa del Marlon de "The wild one" , nuestro héroe se presenta tal que así ( bello, siempre deseable, brutal pero acogedor) para hacer de la práctica sexual entre hombres una experiencia gozosa y del todo admisible. Describir a Kake es describir el tópico del homosexual pre condom, un entrañable prototipo que con el paso del tiempo derivó en la harto devaluada fábrica de musculocas de gimnasio de la actualidad gay. Un horror. Pero en su tiempo, el macho de Tom aún podía empalmar, ¡ vaya que sí!. Algunas veces llevaba mostacho, era fuerte ( "butch", sinónimo en USA de "Kake"), adicto al cuero y al denim, y por descontado a las motos ( indispensables siempre en sus historietas. La moto de Kake se llamaba "Fucker" para no llevar a dudas).
El primer comic book aparece en 1.968, tras una previa fantasia bi titulada "The happy harlot" ( las tias de Tom siempre tuvieron algo de frustrantes, no sabía dibujarles caras bonitas). En total publicaría veintiseis aventuras que no fueron el único centro de trabajo para él, pues en el ínterin se inventaría a BEACH BOYS ( dos vol.) y a PEKKAS (tres vol.). Destacar también la curiosa "Ringo and the renegades", fantasía pop dónde un ídolo de la canción es salvado de la panda de groupies que lo acosan por dos motoristas marrulleros que lo elevaran al séptimo cielo tras encularlo encima de la máquina.
En los previos orígenes de Kake está el tarzanesco JACK( tres vol.), rey de la selva, follador impenitente, amigo amante de los cachondos indígenas y siempre presto a socorrer ( y satisfacer) a exploradores caidos en desgracia. Pero tambien estaba Mike, americanización del heroe sexual Vicky ( un nombre típico masculino en su Finlandia natal). Creado Kake se publicaría la primera serie en Dinamarca ( en DFT). Fueron veintiuna páginas calientes donde el cuero, el músculo y la carne prieta formaban un festin casero con participación a trio de padre-hijo- ladrón motorizado.
Pronto se publicarían los comics en la danesa COQ y, al cabo, saltaron a Suecia ( años 70) desde REVOLT PRESS.En todo el tiempo que duraron sus peripecias sexuales se sucedieron situaciones de lo más variopintas que transcurrian en bosques, playas, fábricas, parques, casas confortables, barcos de la Armada, saunas, etc. , etc. Además Kake viajó al Canada donde Tom pudo reflejar su gusto por los hombretones de la Policia Montada ( un gremio castrense con uno de los uniformes más bonitos que he visto jamás).
Kake es activo pero tampoco le hace ascos a un buen pollón ( o dos) en el culo. La felicidad de los rostros de los machos de la serie atestiguan que es bonito imaginárse esas situaciones paranormales y harto exageradas y poder vivirlas in situ. Soñar mientras te la cascas no cuesta nada. Eran otros tiempos, no había miedos ( yo creo que los años setenta fueron soberbios al respecto, un oasis breve para lo que vino a continuación). En todo caso, mientras Tom of Finland veía pasar cuatro décadas trabajando en sus cosas el mensaje que nos iba proponiendo era siempre el mismo ( y no estaba nada mal): "Sex is good".

0 Comments:

Post a Comment

<< Home