Friday, December 30, 2005

de ronda con ilustrísimos borrachos / 4ª botella


BING CROSBY (1.903-1.977).Tacoma, Washington, USA. Actor y cantante.

El gran Crosby es una leyenda en el mundo del espectáculo. Su fama entre 1.930 y 1.950 no tenía parangón. De hecho fue el máximo vendedor de discos de su pais hasta la triunfal aparición de Sinatra.
Su disco "White Christmas" es con toda seguridad el más vendido de la historia de la música popular. Esta bellísima composición de Irving Berlin la había creado para un musical con Fred Astaire y el propio Crosby que llevaba el título de "Holiday Inn". Cuando la cantó el bueno de Bing, con ese estilo tan ortodoxo. con esa voz tan pastosa y varonil a Berlin le encantó. El resto es ya bien conocido. Han habido miles de versiones, la tonada ha pasado a formar parte de la memoria colectiva de varias generaciones, es un villancico popular que siempre se conservará perenne. Inspira nostalgia sobre una melodia sublime.
En su momento generó también una película del mismo título y que protagonizó el crooner junto a Vera Ellen, Rosemary Clooney y Danny Kaye ( ¡menudo cuarteto!). Eran los evasivos años cuarenta del cine norteamericano.Eran ficticias navidades blancas. Pero los cuatro protagonistas representaban el alma de su nación.
No contento con representar el espíritu decembrista tambien se vistió varias veces de sacerdote, por ejemplo para tocar las campanas de Santa Maria. En esto fue muy consecuente con sus creencias hasta el punto de ser un poco el paladín del cine religioso (había otro cura llamado Spencer Tracy pero este siempre dio una imágen más progresista o rooseveltiana, lo que lo diferenciaba de la excesivamente derechosa de Crosby).
Y es que Bing siempre fue conservador, extremadamente conservador, lo cual no fue óbice para que cayera en determinados vicios que quiza su ideología no pudo controlar: esa inquietante afición por la bebida, esa patética decadencia que llevaría a desestructurar su nucleo familiar...Incapacidades contradictorias que hicieron del heroe nacional una sombra de lo que pretendió ser. Y lo que quiso ser siempre fue un Santa Claus en navidades perpetuas.
Los yanquis cada año, llegadas estas fechas le tenían a él, con su aguinaldo televisivo, o radiofónico. Año tras año, celebrando las fiestas en directo, con sus cantables, con su esposa e hijos al lado del árbol, del muérdago, de la mesa con el pavo...
También le gustaba mucho el golf. Fue tras un encuentro cuando sufrió un ataque al corazón que lo llevó a la tumba. Mary Crosby,una de sus hijas, dispararía por entonces a J.R. en "Dallas". Pero los escándalos de su prole ya se habían estado aireando desde mucho antes en la prensa sensacionalista.
Creo que murió cirrósico perdido. No importa. Durante mucho tiempo fue el rey de la música ligera, el que dio éxitos a la PARAMOUNT con pobretones musicales muy años treinta, con títulos como Ondas musicales o Con la música a otra parte. Sus grabaciones se siguen vendiendo como rosquillas. Fue un icono de lo nevado cuando se juntó con otras guerrilleras canoras de la posguerra llamadas The Andrews Sisters. Y ante todo, consiguió trascender el gusto popular en los cinco continentes mas allá de moditas pasajeras. Clara muestra de lo que digo es que a mi madre le gustaba mucho de jóven el meloso Crosby. Señal inequívoca de que su fama se había expandido a nivel mundial, simple y llanamente por la calidad intrínseca del entretenedor de marras. Todo un gigante. Por él, ahí va otro trago.


0 Comments:

Post a Comment

<< Home