Thursday, December 29, 2005

de ronda con ilustrísimos borrachos / 3ª botella


Broderick Crawford (1.911-1.986).Philadelphia, Pennsylvania, USA. Actor.

Este señor fue uno de los más grandes alcohólicos que dio la fábrica de sueños en su siglo de existencia. Pero también fue un excelente actor, con un aspecto nada ambiguo. Era asi, tal como te lo imaginas viendo la foto: tosco, malhumorado pero con un corazón muy grande.
De casta le viene al galgo. Sus padres eran actores de vaudeville. En especial su madre Helen era una excelente comedienne en Broadway. Se la recuerda en la peli Swing time( típico vehículo para el lucimiento de la pareja Astaire-Rogers) .
El joven Broderick empezó a hacerse un nombre en los escenarios a partir de la producción de 1.937 Of Mice and Men, según la obra de Steinbeck.
En Hollywood se le ve en pequeños papeles en películas tan gratas como Beau Geste, Seven sinners... Era evidente que había un papel característico por el que se le identificaba: el del gangster sin escrúpulos ( que bordaba, claro).
Sin duda su gran interpretación como Willy Stark, inspirado en Huey Long y que interpretó a las órdenes de Robert Rossen en All the kind's men, le supuso el poder entrar con letras doradas en el firmamento de los grandes actores de carácter del cine norteamericano. Ya de paso fue premiado con una estatuilla en la ceremonia de los oscars de 1.949.
Como brutote se salia. En Born yesterday desempeñó el rol de magnate de los negocios ( no muy lícitos) en lo que fue una deliciosa comedia de Cukor con la suprema Judy Holiday como rubia-premonición de Marilyn.
Nos sorprendió con una interpretación de prestigio en un filme de prestigio de un director europeo no menos prestigioso. Hablo de Il bidone que dirigió Federico Fellini. Crawford estuvo sensacional y picaresco. El final de la película es conmovedor, si tienes la oportunidad de ver estos Fellinis pre STRADA no lo dudes y disfrútalos con toda garantia.
Nuestro borracho favorito no bebía en la intimidad, ¡qué va!. Su alcoholismo era público y notorio, son legendarias sus cogorzas junto a otros "bebedores" de categoría como Dan Duryea o el gay Dan Dailey ( regocijante su famosa foto en la que aparece travestido, casi como Lucille Ball, mientras le viste Dailey con todo mimo). También es verdad que su desmedida afición por los licores le fue apartando del mundo del cine. No importó. Tuvo su segunda oportunidad en la televisión donde pilotó una exitosa serie llamada "Highway Patrol". El era el protagonista indiscutible, hacía de jefe de policia y estuvo como siempre brillante, como sus ojos... etílicos.
No era un hombre que me pusiera, nunca me tiraron los hombres asi, aunque sé de un ex que se volvería loco viéndole tan siquiera en las fotos que circulan suyas en internet. Era un formidable ejemplar de daddy, o de chubby, o de animal maduro y orondo. Que mi ex se conforme con James Gandolfini, o con quien le salga de los güevos, que yo ya no quiero saber nada de esas cosas. Va por usted, señor Crawford, a su salud.



0 Comments:

Post a Comment

<< Home