Friday, December 16, 2005

Corazón. Buscando el manantial de la noche

Es una interpretación muy libre, claro. Pensar que este duo de jovencitos hayan escuchado alguna vez a Carlos Faraco y Fernando Luna en las míticas noches de "Tris, tras, tres" resulta harto improbable pero es lo que me sugiere su evocativo disco de debut. Más allá de los consabidos efluvios vainicosos (madre mía, lo que nos gustan Vainica Doble a las mariquitas) me decanto por verles como unos juguetones buscadores del manantial de la noche, aquel que nos proponía Faraco hace ya la friolera de veinticinco años.Viviendo en un mundo mágico plagado de gnomos y hadas, de seres encantados con voces tontorronas pero cálidas y tramposas ( tramposas por que juegan con la capacidad de nostalgia del receptor que se enternece ante bucólicas y muy precisas sensaciones de la infancia). Asi es el disco: cómplice, tramposo y tontorrón. Ah, y tan hermoso como unas navidades en compañia de Peter Pan en noches de insomnio puberil.
"Melodrama" es el primer regalo que recibo por estas fechas y me ha emocionado. Lo siento, soy asi. Son 11 + 1 ( bonus que es perlita jugando al escondite) gemas preciosas que parecen algunas derretirse mientras suenan , que parecen romperse en su fragilidad, otras...Destilan ese tarrito de las esencias no por tópico, en los grupos salidos de sellos como Elefant/Siesta/Annika, menos efectivo. Puede que te sonrojen sus composiciones vainicosas al máximo ( incluso en los dejes y modulaciones vocales, juego a dos, brujitos ellos, calcan a Gloria y a Carmen), sus guiños más que evidentes a Simon & Garfunkel ( para que no se diga; que en el fondo son chicos, probablemente gays, pero chicos) / Kings of Convenience ( por el toque acústico )/ Fantastic Something (por las guitarras cristalinas)...pero es lo que hay.
Carlos y Nando no se cohiben a la hora de afirmar que en música pop ya está todo inventado y se regodean en un sueño de amor de muchas estrellas plateadas y más chiribitas.
Rodeados de amigos su precioso regalo parece terminar de redondear un todo excelente. Parade toca el piano,Guille Milkyway produce y mezcla un tema, los hermanos Tamarit ( que maravilloso mundo han creado SERPENTINA en su "Blancamañana": un "Quasevolt"contínuo) ponen magia en coros celestiales y en la jugueteria instrumental. Paco Tamarit es el que hace sonar teclados, bajos, xilófonos y las guitarras. Pero hay mucha "Serpentina" en el disco, y "Serpentina" es uno de mis sueños favoritos. Las letras hablan de colegios, de pupitres de escuela, de recreos compartidos, de radio en la casa, de amores precoces, de niños que no encajan, de diferentes...Como si Wendy y su pequeño hermanito se decidieran a cantar por mundos de hadas su cotidiana realidad naif.
En "Radio Corazón" crean una sintonía tan bonita como dolorosamente utópica pero que en algún momento existió. Claro que existió: se llamaba Tris, tras, tres. Tienen un himno: "No quiero cambiar". Yo los conocí cuando mandaron su maqueta a Luis Calvo y me deslumbraron con esta pieza entre ñoña y confesional, pero oido el resto del disco haylas cien mil veces mejores. Por ejemplo, mis dos favoritas: "Jugando con el corazón", beneficiada por la mano de Guille Milkyway ( con trompetería algo Motown), y "Padova" ( que suena un poco a NIZA, pero que es su "Cloudy" particular. Emociona). "Maria del Mar" tiene deuda con Victor y Diego, o con Jose y Manuel, y se agradece. "Te buscaré" es una medio habanera medio tango, acojonante por lo madura y sublime, con un violín y unos coros que te elevan. Y es amor, melodrama claro.
Anoche tuve un hermoso sueño gracias a este disco. Hay la suficiente ternura metida en él como para que la búsqueda del manantial se me haga más liviana.

2 Comments:

Blogger David Saä Viccenzo said...

Dónde has estado todo este tiempo? Es muy curioso que nos haya tenido que presentar Dennis Cooper. Eres invreible, pásate por mi Adelfa Blanca, te espero, y que por mi parte sea el inicio de una nueva y estrecha amistad. Un abrazo enorme salvia de atrezzos.

11:14 AM  
Blogger XL37glu said...

Buenas noches.
Supongo que si hablas de Carlos Faraco, mi nick sí te resultará familiar.
He llegado aquí buscando el Manantial de la Noche en el google. Una forma poco original de hacerlo. Lo sé, pero así es la red de extraña...
Hablas de un disco. No he tenido tiempo de mirar el resto del blog, en cuanto he leído mitad te tu texto sabía que tenía que escribirte y ponerme en contacto contigo.
Para ello he tenido que registrarme y hacerme un blog... que no sé qué haré con él...
Le he llamado "El manantial de la noche", por supuesto.
Pero yo quería hablarte de otro manantial.
Hizo ayer justo un añ... caray, no, que ya estamos en el 2006. Hace dos noches se cumplió un año de un grupo que abrí en Msn con ese nombre también.
Este nick hace tres años que lo uso, desde que conocí y me interné por internet (anda, me ha quedado bonito eso).
Elegí este nick precisamente para poder tropezarme con antiguos compañeros radioescuchas tristrastreros. Pero no fue tan fácil.
Digamos que... no llega a la docenita los que he ido recopilando.
Mi grupo de Msn está un poco lleno de mis recuerdos y un mucho lleno de recuerdos prestados.
Me gustaría que le echases un vistazo y me prestases parte de tus recuerdos también.
Sé que, en estas fiestas en las que estamos inmersos, no hay mucho tiempo para indagar nuevos mundos por la red, pero no tengo prisa. Mi manantial no la tiene. Tris tras tres era todo lo contrario al estres.
Sin Artemio, pero bastante mejor acompañanda de lo que me esperaba, mi manantial luce igual: flotando en la calma chicha del espacio interestelar ex-radiofónico ahora virtual.
Me despido robando otro recuerdo para ti, con un beso de agua en tu mejilla de noche.
Glu.

8:50 PM  

Post a Comment

<< Home