Saturday, November 12, 2005

Fantasmas de medianoche

Hoy RONDO HATTON


A Frank Zappa le gustaba una barbaridad Rondo Hatton. Dice la historia del rock que acostumbraba a presentarse en los conciertos como Rondo Hatton y que a uno de sus grupos le había denominado " The Rondo Hatton Band ". Era evidente que a un friki de la catadura de Zappa le tenía que atraer otro friki ( por lo menos en cuanto a entidad cinematográfica ) como fue este curioso ejemplar de "actor" circunstancial y casi siempre de paso.

Más allá de las peculiaridades físicas de este señor, y por las que fue introducido en el mundo del cine ( cualidades que no tardaré en explicar aunque basta un rápido vistazo a las fotos que he colgado, para darse uno cuenta de cuáles eran éstas), había en él algo que revelaba que era un ser con otras inquietudes que andar provocando repelús al respetable. En realidad nunca se sintió actor pues su profesión era la de periodista, pero las casualidades de la vida y la oportunista explotación tanto de su fisico rudo, tosco y torvo como de su enfermedad ( la acromegalia ) le llevarían a formar parte de la variopinta fauna del Hollywood de la década de los años 30 y 40 , en su guetto más bizarro.

La utilización de los tullidos y los "monstruos" con deformidades físicas era algo habitual en las películas de entonces. El género fantástico tuvo en ellos una fuente de ingresos y de posibilidades creativas enorme. Igual causaban el pánico en el espectador como le despertaban ternura. Sin tener por qué llegar al cúlmen de esta práctica, que sin duda fue el "Freaks" de T. Browning ( en donde la acción se desarollaba en un circo, habitat característico de estos seres entonces, hoy y siempre ), es lícito mencionar a ilustres precedentes que, curiosamente no eran malformes naturales sino prodigios de la caracterización : un John Barrymore como Mr. Hyde o el impar Lon Chaney, conocido como el hombre de las mil caras ( a cual más monstruosa).

Por la época en que estos grandes de la interpretación triunfaban en la gran pantalla, años 20, estaba el bueno de Rondo estudiando en la universidad , por que su vocación era ser periodista y no monstruo de feria. Antes de eso ¿ sabías que de adolescente había ganado un concurso donde fue elegido "el chico más guapo de la high school ", alli en Maryland donde nació?.
Y es que no fue asi siempre. Su enfermedad le aparece en plena juventud y consistía en una condición de la glandula pituitaria que provoca un crecimiento exagerado de las extremidades y el rostro. Tamaña hipófisis produce una cantidad exagerada de hormonas, y la nariz, labios, orejas pero también manos y pies crecen lo indecible. Su crecimiento es paulatino a lo largo de los años, no llega a su fin. Todo es debido a un tumor benigno que si bien no lleva a la muerte del que lo sufre si que le provoca una alteración tremenda en su aspecto físico.
Sin embargo, cuando Hollywood le reclamó, inventaron una leyenda que decía que durante la primera guerra mundial cayó sobre las trincheras donde él estaba combatiendo un gas venenoso que le deformó el rostro. Puestos a fabular con él , terminarían convirtiéndole en un personaje de fábula...negra en una serie de películas, algunas de bajísimo presupuesto y otras que eran grandes superproducciones, siempre repitiendo el mismo rol de matón, de gigante, de pirata pendenciero o de monstruo , sin más.

Fue con su descubridor el gran director de cine Henry King ( desde luego el rey de la Fox en aquellos años) con quién realizó sus trabajos más comerciales : Hell Harbor, In Old Chicago o Alexander's Ragtime Band . Exitazos en taquilla. También lo fue la versión laughtoniana del sempiterno jorobado de aquella catedral tan visitada, en donde Hatton participaba en un concurso de aberraciones humanas emprendido por el feo Quasimodo.
Ya encasillado repitió mas de cuatro veces su personaje de "Creeper ", pedazo de asesino, con el Sherlock Holmes que llevaba los rasgos de Rathbone ( el más célebre título fue "The pearl of death" ). Asimismo colaboró en la serie de "Paula", la jungle girl cuando fue Vicki Lane la mujer- mona ( que sustituía a Acquanetta. Ver en este mismo blog el anterior " Fantasmas de medianoche" dedicado a ésta). Concretamente en " Jungle captive " salía Rondo y hacía el papel de secuaz del "mad doctor" Otto Kruger.

La UNIVERSAL lo promocionaba entonces como " el monstruo humano ". Las luces y sombras que heredaba el cine de terror norteamericano de los expresionistas alemanes favorecían el que las facciones de Rondo se deformaran más si cabe y los espectadores terminaron creyendo que aquel señor era en verdad terrible. Nada más lejos de la realidad. Quienes lo conocieron afirman que era un caballero, todo un señor.
Su última interpretación la dio con su emblemático The Creeper en el filme " The Brute ". Al poco, fallecía de un ataque de corazón, un corazón que crecía y crecía en consonancia con los otros miembros de su alterado cuerpo. No llegó a ver el estreno.



0 Comments:

<< Home