Sunday, November 20, 2005

Dirigido por...fa : Pasolini en Sana'a


Rememoro la mañana de este domingo de aires funestos el aniversario de la muerte de artistas que en verdad me importan. Desconecto de este 20 N a traves de un documental etnográfico, reivindicativo de la identidad de un pueblo del tercer mundo que allá por 1.970 luchaba por abrirse camino tras una guerra civil cruenta.
Hace 30 años aparecía asesinado Pasolini en la playa de Ostia y hoy lo recuerdo en su faceta de documentalista viendo " La mura di Sana'a" con arrobo y admiración.
El interés del autor en filmar en una tierra tan alejada de su Italia natal como era la yemení es el mismo que el que le obliga a viajar a la Capadocia, Marruecos, los desiertos árabes para realizar su "Edipo re", a internarse en puntos concretos de Turquia para recrear una Cólquida ancestral en la "Medea", o sumergirse en el Africa profunda para contarnos su "Orestiada" particular: esta es, la recuperación o búsqueda del protomito a través de las formas menos contaminadas y puras y que el halló en el tercer mundo. Un tercer mundo dolido, desasistido, explotado hasta la nausea pero que en su virginidad conmovedora, en sus gentes, elementos arquitectónicos y paisajes daban una consistencia y plasmación a los textos de Mircea Eliade o Levi-Strauss que tanto le estaban influyendo ( no sólo a él sino a gran parte de la cultura italiana en los años 60).
En 1.970, Pasolini se encuentra en el Yemen del Norte preparado para emprender el rodaje del "Decamerón" , uno de sus filmes más deficientes en tanto que su concepción personal de la obra bocacciana era traicionada en su propia base: el aburguesamiento tonal del original era sustituido por unas inquietudes seudo marxistas no del todo conseguidas. Inquietudes que no hacían más que favorecer a los caprichos de un autor caprichoso nato y aún con todo, esencial en la cultura europea del siglo xx.
La fascinación que le provoca su estancia en un mundo agónico, abandonado de la mano de Dios ( y de la UNESCO ) pero esperanzado por el cambio de rumbos políticos, muerto Nasser y abierto al consumismo ( en hipotético oásis de occidentalización ) le obligan a dar en 13 minutos su visión reivindicativa de la capital del Estado.
Guardan sus imágenes la belleza de lo incontaminado : los mismos niños que han luchado en la guerra entre republicanos y monárquicos se dedican a recoger e ir juntado las piedras que servirán para ir construyendo las carreteras. La irrupción de un sistema consumista se presenta tímido y conmovedor: unas simples sandalias en los pies, otrora descalzos , de sus gentes es su signo de evolución hacia un mundo occidentalizado. La hermosura de la parte antigua de la capital que permanece intacta tras la contienda: el estilo medievalista de los edificios, el palacio de claras reminiscencias históricas que lo emparentan a ciertos palazzos venecianos tan caros a la sensibilidad mediterranea de Pasolini...
Pero el autor denuncia, acusa y alerta a la UNESCO para que salve estas maravillas . Para que no se quede con los brazos cruzados sea cual sea el devenir político de Yemen, venga el marxismo o el neocapitalismo. Y es tajante y claro.Es un maestro en estas lides, llevaba muchos años denunciando la explotación del proletariado de su pais, granjeándose la enemistad tanto de los sectores de la derecha como de la izquierda ( su personalidad contradictoria de puro compleja sigue siendo brújula para el intelectual más arriesgado en la actualidad ) y aqui, en este "La mure " (que hay que derribar ) se muestra implacable con las instituciones internacionales. El documental se recrea sin preciosismos viscontinianos en las fachadas del medioevo yemenita, tiene momentos de filme encuesta y en su globalidad puede entenderse como poema etnográfico. Visto por un poeta de su tiempo.
Yemen no sería reconocida por la UNESCO hasta 1.986 como patrimonio universal. Pasolini no vivió para verlo. Esta mañana de domingo, a treinta años de su fatídica muerte, documentos como éste siguen conservando el afilado punzón de la denuncia de un outsider.

0 Comments:

<< Home