Friday, October 21, 2005

Carta de Debbie St.John a Mark Counts fechada en Los Angeles a dia 2 de junio de 1.956 ó "Delirios Homo Con Atletas de fondo "


"Te escribo estas lineas desde la cama. Caliente, excitada, pensando en ti , mi excelso atleta. Estoy perdidamente enamorada. Es una pasión que me domina y que me impide llevar una existencia normal. Ninguna menstruación me da más dolor que la herida que me provoca sentirme sola y alejada de tí. Oh mi héroe mitológico, mi Apolo redivivo, mi gran macho encuerado o en cueros. Duermevela de mis noches de insomnio. Poster que ilumina mis ganas de amar. Tú, belleza sobrenatural.
Te escribo desde la cama, abierta de piernas, sin nada encima, despojada de la faldita can cán y las bragas Pineapple Princess. Abierta abiertísima, en absoluto fina, practicamente pendón. Despatarrada y atufada por el olor que desprendo. Madre, como dilato. Es la marcha que me dás. Son tus músculos óleos, perfectos, que trabajas a diario durante horas y horas en ese gimnasio tuyo en el que seguro que hay tomate, que os conozco, que en el fondo cuando os juntais en el vestuario cuatro o cinco os lanzais a orgias, polvazos descomunales entre cuerpos descomunales. Oh, por Zeus olímpico, que maravilloso sería poderme colar entonces y presenciar (cheerleader in ocultis) ese privilegiado espectáculo que honra a la carne en su grado máximo. Justo en el instante en el que Apolo penetra a Heracles que a su vez sodomiza al jóven Adonis mientras éste succiona los miembros inagotables de Hermes y un auriga despistado, en tanto Endimión dormita sobre una colchoneta descansando su sexta masturbación del dia.
Tu eres el más hermoso. Tu torax es egregio, tus piernas puro mármol, tu vientre liso como una pista de aterrizaje, tu cuello superior al del buey, tus facciones venerables. Qué pelo el de tu cabeza pues el resto lo mantienes depilado para mi regocijo visual. Cuán dichosa sería si me permitieras observarte en tus rutinas gimnásticas, me harías la teenager más feliz del mundo. Me tendrías extasiada: tú en las espalderas,, tu levantando esas pesas que deben ser la repera y que elevas con pasmosa facilidad, tú dedicándome cien abdominales mientras me tapo azorada con el pom póm, tú en el tiro con arco y, de repente me ruegas zalamero que te traiga la jabalina y yo no puedo con ella y me caigo al suelo de tu gimnasio pero no me importa porque ese polvo te pertenece, tu pisas esa cancha y yo le paso la lengua, la dejo como los chorros del oro por tí; y me levantas y me das las gracias y un par de masajes parecidos a hostiones y me dices que ya está bien por hoy y que si quiero acompañarte a las duchas para hacerte unas fotos; y voy a trompicones, desgarbada, absurda porque me veo tan inferior atí, mi titán divino...
Te despojarás de ese pantaloncito diáfano que te transparenta el slip azul turquesa cuya endiablada tela en varias ocasiones durante el entreno se te introducia malévola entre los gluteos. Te sacarás la camiseta sudada secándote los rasurados sobacos y la tirarás con ganas pero yo la cogeré al vuelo y me la pasaré por las narices cual cerda de pocilga infame, cerda de lo más arrastrada. Y porque en ese punto ya he dejado de ser personita no dudaré tampoco en probar el sabor de tu slip, olisqueandolo a la búsqueda de manchas de orín y marrones, algo que constate que como semidios que eres tienes una parte humana y como tal unas necesidades fisiológicas que se te escapan, traviesas. El ritual de las zapatillas deportivas tendrán hoy que omitirse pues siento el ruido del agua de las duchas.
Seré por ti puta de los mares del Sur, courtisane de salón dieciochesco, heroina dudosa de Somerset Maughan como la Sadie Thompson esa que va vagando de isla en isla, mujerzuela tatuada de mostrador con aires de racial de Rafael de León o sufriente personaje de canción de Piaf ( Nuestra Señora de los Sadomasoquistas). Hazme una señal e iré a tu vera. Si me pillas escatológica te seguiré al retrete donde defecarás para mí, enseñándome la cagada claramente saliendo de entre tus dos ebúrneas nalgas, que más que nalgas parecen dos globos terraqueos que harían sucumbir (por partida doble) al mismísimo Atlas Farnesio de un ataque de ciática. Entonces lameré tu ojete dejándotelo como una patena, rebañando y digiriendo si es menester algún grumo de mierda que no haya caido. Y me sentiré chacha servil, satisfecha, siempreviva. A tu lado.
Te escribo desde la cama y me falla el pulso, tambien es que estoy un poco encanutada, no te creas. Soy una teenager atípica, con tendencia al delirio. Cuando estoy asi no soy nada romántica, tiro a cochina pero perdona que te diga: no me inspiras romanticismo, sólo me sugieres corridas desenfrenadas, sexo con un mucho de violencia física y psíquica. Me da igual que mi madre no me entienda, que mi hermana me trate de viciosa, que mi padre confesor se presigne por triplicado cada vez que me ve entrar en la abadia. Lo único que me importa eres tú, y lo lejos que estás. Que poco sé de ti, si no fueran esas revistas de fisioculturismo que me mantienen al corriente de tus medidas, de los concursos a los que te presentas moriría por incomunicación. Pero no pierdo la esperanza de verte algun dia... Te aseguro que ese dia llegará, entonces ya podré morirme en paz. Te volveré a escribir pronto. Sabrás de mi, te contaré los proyectos que tengo pensado para los dos. Por el momento te mando una fotografia mia y de mi hermana la feucha, es de un viaje a Disneyland, verás que aparezco al lado de Annette. Salgo con los ojos cerrados, como siempre pero para muestra vale. Espero que estés haciendote con una pequeña colección con todas las que te vengo mandando.
Te quiero, te adoro mi vida. ¿Harás alguna vez una película con Steve Reeves?. ¡Contéstame coño!".


* Escondido tras el seudónimo Debbie St.John se halla el adolescente californiano Anthony Lawford, mitómano te tendencias esquizoides y aficionado al travestismo. Por la época en la que iba fechada la carta transcrita estaba perdidamente enamorado del célebre culturista Mark Counts. Una extensa correspondencia que el atleta guardó con cautela atestiguan el carácter enfermizo y homicida del chico que eligió firmar en femenino como desesperado intento de no ser rechazado por el ser amado. La jugosa evolución dentro del contenido de dicha correspondencia obliga al narrador de esta historia a su transcripción íntegra siempre y cuando crea conveniente en beneficio de la progresión de esta obra.
Fragmento de "Bell´ aspetto". próximo lanzamiento editorial de "la famosa escritora norteamericana" (2.005. Williams Library of The Arts. New York).

2 Comments:

Blogger tyfriend said...

Well, this blog and post have struck a special nerve that motivated me. Profound and interesting, and it has really got me thinking... What if many people were able to see this, would you mind? I could tell a friend or two, but only with your permission.

~ Thanks for making this blog, I'll bookmark and come again.
rash guard | Rash Guards

5:09 AM  
Blogger Jessica Klarkson said...

Blogworld birth announcement: Xander Neal
One more of the many pregnancy blogs I started following after this posting has turned into a new baby blog! The Neals, Shawn and Sarah, welcomed Xander C. on October 18, at seven pounds, three ounces.
Find out how you can buy & sell anything, like things related to private road construction on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like private road construction!

5:10 AM  

Post a Comment

<< Home